Ruptura tras 11 años

Foro dedicado a los hombres dejados

Moderador: Moderadores

Reglas del Foro
Es importante LEER LAS NORMAS, cualquier mensaje que no las cumpla podría ser eliminado sin aviso previo.

SOLAMENTE SE PERMITE CONTAR UNA HISTORIA POR USUARI@. En caso de volver con otra relación, continúa en tu hilo.

Más información http://www.foroexnovia.com/viewtopic.php?f=16&t=2813
Si NO CUMPLES LAS NORMAS se procederá a realizar una ADVERTENCIA. Siguientes advertencias podrá hacer que el usuari@ sea expulsado, temporal o indefinidamente.

Gracias :hola:

Ruptura tras 11 años

Notapor rsshff » Mar Dic 25, 2018 11:13 pm

Mi ex novia y yo llevábamos 11 años con nuestra relación. Teniendo en cuenta de que yo tengo 30 (ella uno menos), empezamos bastante jóvenes.

Nos conocíamos muy bien, entre nuestras familias y entre nosotros. Hicimos un grupo de amigos entre todos y a día de hoy está dividido. Si queréis que explique mejor nuestros inicios de la relación, cómo somos el uno y el otro, etc, lo haré. Pero final con lo que me quedo es que después de lo que ha pasado, que no conocía al 100% a mi ex pareja.

Yendo a la raíz del problema, voy plasmar un fragmento de texto que ya tenía escrito.

Si bien no hacíamos grandes viajes, sobre todo porque los dos nos dedicábamos a estudiar y no trabajábamos, de vez en cuando viajábamos en verano durante unas semanas a la playa con mi padre y mi madre. Además, solíamos ir habitualmente a su casa del pueblo. Nuestras familias nos aceptaban tal y como éramos, y se aceptaban entre ellas.

Hacíamos muchas cosas, salíamos de fiesta, veíamos series y películas juntos, ya que a los dos nos gustaba mucho estar en casa, jugábamos a videojuegos juntos, de vez en cuando veíamos alguna obra teatral, cine, o musical… Tenía mucha ilusión. Era mi primera pareja formal y la cosa iba muy bien. En los aniversarios le invitaba a cenar y escapábamos un poco de esa rutina.

Hace cosa como 5 años yo terminé los estudios. Fue un momento duro para mí, ya que te encuentras en una situación inusual: acabas de hacer lo que has estado haciendo toda tu vida y llega el momento de ponerse a trabajar. Hice unas prácticas un poco frustrantes, lo pasé bastante mal, pero me apoyé en la familia, en mi pareja, en mis amigos, vamos, en mi vida, y salí adelante.

Ella tuvo problemas con sus estudios. A mitad de carrera tuvo que moverse a la facultad de otra ciudad a terminar lo que había empezado, ya que estaban reestructurando las carreras de la universidad. Pero esa ciudad no estaba lejos, prácticamente a la misma distancia que la otra debido a la localización geográfica de nuestro pueblo. Yo le serví de gran apoyo en sus estudios, y en lo que podía le echaba una mano: matemáticas, informática, inglés, economía… Ella me decía que era mal profesor, que no sabía explicar las cosas, y solía enfadarme con facilidad.

En aquellos momentos, ella solía estar sola en su casa, ya que su padre y su madre solían estar en el pueblo. Por lo que hacíamos una vida de pareja… Pero sin ser una vida de pareja. Y ese fue el primer error, a mi parecer. Empezamos a ir a cenar a mi casa todos los días, salvo cuando su familia estaba en casa. Para el dia siguiente, nos llevábamos la comida hecha en tuppers.

Encontré el actual trabajo en el que estoy hace 4 años. Empecé a hacer más vida en su casa, ya que dormía allí a diario, salvo los viernes, que solía ir a mi casa a dormir. Los sábados solíamos salir a tomar algo y, al final, me quedaba en su casa a dormir.

Empezamos a ir al gimnasio juntos, y nos vino muy bien un poco de deporte, ya que estábamos un poco descuidados en ese aspecto. Empezamos a hacer pesas, pero ella enseguida vió una actividad que le motivaba más: Zumba. Entonces, poco a poco fue dejando de un lado las pesas, si bien ella solía hacer semanalmente algún ejercicio.

Hace 1 año y un par de meses, ella terminó la carrera. Ella sabía que quería trabajar, y empezó su búsqueda. Tuvimos nuestro tira y afloja con su currículum, que si ayúdame a modificarlo, que si escríbeme, que si revisa… Siempre me he prestado a echarle una mano, pero también he entendido que esa es tarea de una persona y que por mi parte se lo podría revisar.

Se dió de alta en LinkedIn, InfoJobs, el servicio público de empleo, varias empresas de trabajo temporal… Mandó su CV a varias empresas, hizo numerosas entrevistas… Pero no le salía nada de nada. En ese sentido ella se sentía impotente, bastante frustrada. Y creo que también comparaba su situación con la mía, ya que a mi no me costó demasiado encontrar empleo.

Entonces, a lo largo de todo este tiempo a ella le daría que pensar. Demasiado tiempo libre para pensar en sus cosas. Seguramente empezaría a cuestionarse su vida, si de verdad quería tener la vida que estaba llevando, si había estudiado lo adecuado, si estaba con la persona adecuada… Vete a saber. Lo que sí he sabido es que con su madre había hablado de que si llevaba una vida demasiado acomodada, que si no hacíamos nada fuera de lo común, que si últimamente hacíamos siempre lo mismo…

Y lo que os venía diciendo, que no le faltaba razón. Pero, en mi defensa diré que jamás se me comunicó nada al respecto. Es más, pensaba que la vida que llevaba conmigo era la que ella quería, que le gustaba. Íbamos a su pueblo los fines de semana cuando sobre todo ella quería marchar, ya que muchas veces había tarea y siempre echábamos una mano. Entre semana solíamos ir al gimnasio, veíamos la TV y poco más. Hay que tener en cuenta que yo trabajo 8 horas diarias, vamos, que me levanto a las 6 y pico de la mañana y no llego a casa hasta las 18 aproximadamente, por lo que mi día da para lo que da. Ella no quería trabajar nada más que de lo suyo, a lo que yo tampoco me opuse demasiado. Visto ahora, es muy fácil decir que ella tenía que haberse buscado un empleo de lo que fuera hasta que le saliera algo de lo suyo.

También puedo decir que a lo largo de este último año quizás le he dedicado demasiado tiempo al gimnasio, o no, depende de cómo lo mires. Yo veía en el gimnasio como una vía que me servía para abstraerme de mi trabajo. Eso no quiere decir que no me gustaba estar con mi pareja, que lo estaba, ya que íbamos juntos casi siempre al gimnasio. Y cuando no, igual nos íbamos a tomar algo por ahí. Sin ir más lejos, los fines de semana los pasábamos juntos, no nos separábamos. Ella era una persona dormilona, yo también. Nos gustaba la vida tranquila que teníamos, o eso me parecía. Y reitero, no era lo habitual, pero de vez en cuando hacíamos cosas diferentes.

De todos modos, en el último año no todo han sido cosas negativas. Hablamos de nuestro futuro en cuanto a hacer una vida más independiente. Al principio yo era un poco reacio a esa idea, pero no me faltó mucho tiempo para darme cuenta de ello y que era lo correcto. El alquiler no era una opción que me haya gustado nunca, pero yo dispongo de un piso vacío (de unos familiares ya fallecidos) que si bien está para ir a vivir, necesita unas pequeñas reformas. Hablamos de ello y era lo que a corto/medio plazo se iba a hacer para poder ir a vivir allí. Lo teníamos hablado, y yo tenía ilusión.

Ahora, la cosa empieza tras las vacaciones de verano. Nos fuimos al sur un par de semanas. Tras volver, tocaba enfrentarse otra vez a la rutina. Yo vuelta al trabajo, y ella a buscarlo. Como en el último año no le había salido nada, nos enteramos de que iban a impartir un curso que le iba a venir muy bien para complementar su formación y hacer networking. Era barato y no le iba a suponer demasiado tiempo. También decidió retomar el inglés. Con lo cual, yo le animé a que lo hiciera… Y es ahí cuando empezó el declive de todo esto.

Todo empezó a venir a su fin en el puente de noviembre de este mismo año, 2018. Pero retrocedamos un poco, justo al comienzo del curso.

Como en todos los sitios, empiezas a conocer gente, te das los números de teléfono y empiezas a hacer piña con los compañeros del curso. Es lo que hacen y crean un grupo de whatsapp. Ella estaba muy ilusionada. Además, me contó cómo uno de los profesores del curso se ofreció a ayudarle con el currículum para ver si le podía buscar un trabajo. Esa idea me la contó personalmente y me pareció muy bien. Los días iban pasando e iban avanzando en el temario.

Parece ser que en algún momento empezaron a hablar ella y ese profesor por whatsapp y quedaron un jueves para hablar sobre trabajo y el CV. Quedaron para tomar algo y hablar. Ella me contó una historia un tanto extraña. Muchos pensaréis que en ese momento debí darme cuenta de que algo no iba bien, pero yo tenía fé ciega en ella. Me comentó que le estaba ofreciendo una especie de prácticas, en Valladolid los fines de semana, y si no recuerdo mal el salario iba en función de cómo fuera a salir ese proyecto. Esa historia me olió a cuento chino y se lo advertí, que tuviera cuidado con esa persona.

A estas alturas ocurrió una cosa que ahora, vistas las cosas con otra perspectiva, cobra mucho sentido. Un día nos mandó una canción que solían bailar en zumba. La pusimos unas cuantas veces en el coche y yo, tras atender a la letra, le dije que se aplicara el cuento. Porque no se puede estar exigiendo y exigiendo, quejando y quejando de las cosas que hacía o que dejaba de hacer. La canción en cuestión es la siguiente. Juzguen ustedes y saquen sus propias conclusiones. Creo que la letra describe claramente la situación.
[YOUTUBE]https://www.youtube.com/watch?v=xubu1SkvXFY[/YOUTUBE]

Ahora, volvemos al puente de noviembre. Visto desde ahora, ella había adquirido una serie de comportamientos extraños. A las noches, tras ver algunos vídeos, series o charlar entre nosotros, empezó a leer libros en el móvil. Otras veces se quedaba en la sala viendo alguna serie. Muchas veces hasta altas horas, como las 3 o las 4 de la madrugada. Resulta que no solo leía ni veía la TV.

Resulta que un día quedó con las amigas para tomar algo a solas. Echó a llorar. Les empezó a contar que nuestra relación no iba bien, que estaba estancada, que no veía una evolución, que no le veía futuro… Parece ser que se quedó devastada. Al día siguiente fui a recogerla a su casa y en el trayecto a la mía se derrumbó. En un principio creí que lloraba por algún problema de algún amigo o familiar, pero no, me contó lo mismo que a sus amigas, pero con unas connotaciones un poco más directas hacia mi comportamiento o persona. A parte de que veía la relación estancada, me empezó a decir que yo era un chico de 18 años con un trabajo y con un coche, que no había visto una evolución clara en mi y que seguíamos haciendo lo mismo desde hacía una temporada. Ella creía que estaba venga a tirar de la relación. ¿Perdona? Tirar de una relación no solo es pensar que tenemos que hacer cosas diferentes, decirme que tengo que pillas las vacaciones para irnos a no sé dónde. Tirar de una relación es apoyarse en los malos momentos, ayudarte a encontrar trabajo, ayudarte con los estudios, rectificar y comprender que era buena edad para emanciparse juntos… Ella creía que había monotonía y estaba empezando a enfriarse. Según ella, me estaba volviendo como mi padre. Yo lo asumí como un problema de pareja, no me derrumbé ni eché a llorar.

Ese día íbamos a subir al pueblo, por lo que tras preparar las mochilas pusimos rumbo hacia allí. Pero la cosa se fue torciendo a medida que íbamos avanzando en el camino. Con madurez asumí el problema y según iba conduciendo íbamos charlando más calmadamente sobre el tema. Por un momento pensé que lo que ella quería era probar cosas nuevas con otras personas, por lo que hablamos de tener relaciones con otras personas, en grupo, intercambios o lo que fuera… Luego me empezó a preguntar si yo alguna vez me había sentido atraído por alguna mujer, a lo que le dije que no, pero que siempre que ves una mujer que está buena pues que lo piensas y ya está. Ella me empezó a soltar que el profesor de autoescuela que le dió las clases prácticas se le había insinuado, pero que ella lo rechazó… Ahora entiendo por qué le regalaba esas medias horas extras.
Como ya salió el tema ese, yo insistí en ello para saber si había alguna que otra cosa, y claro que la había. Me empezó a hablar de un profesor del curso que estaba haciendo. Al principio eran miradas. Luego siguieron hablando por whatsapp como bien he dicho antes. Quedaron para hablar sobre el CV. Y en algún momento empezarían a hablar de temas más íntimos, le contaría que nuestra relación no atravesaba por el mejor momento, y él se lanzó cual depredador a su presa. Eso ocurriría durante las primeras semanas del curso hasta que logró meterse en su cabeza y confundirla aún más. Claro que la culpa es también de ella, sobre todo de ella.

Entonces me empezó a contar que ella no podía seguir así, que necesitaba contarlo. No quería hacer daño a nadie, pero ella se sentía atraída por esa persona, que físicamente no era cosa del otro mundo. Me comentó que últimamente había estado como ausente y que él le había dado algo que yo no había sido capaz de darle en los últimos meses: atención. Y pensé, ¿pero qué c***? No puedo atenderte en mis horas de trabajo. Cuando salgo del trabajo, tú estás en el curso, al cual has ido con el coche que me he comprado hace unos meses, y yo aprovecho y me voy al gimnasio (menos mal que tengo una base, me ha servido para tener un poco de autoestima en estos momentos). Cuando salgo del gimnasio te veo, cenamos, charlamos, nos vamos a tu casa a dormir. Pero todo el día estoy pensando en tí, estoy pendiente de ti. ¿En serio atención? Yo le pregunté a ver si lo que necesitaba era un tiempo, y me dijo como que sí. El había hecho una locura un día, salir en horas de trabajo de su ciudad a mi pueblo (unos 45 minutos en coche) e ir a verla. ¿Vaya locura, eh? Pues para ella sí que lo fue. Yo me mantuve firme, sin derramar una sola lágrima. Muchos amigos me han comentado que en el momento en el que me dice eso, ellos la habrían dejado en la carretera; ahí sí que habría tenido tiempo de pensar qué era lo que quería con su vida, ya que decía que se sentía confundida. Pero no lo hice, porque de la historia completa me enteré justo cuando llegábamos. Cenamos, me duché y nos metimos a la cama.

Al día siguiente, tras haber madurado todo con la almohada, me percaté de la dimensión del problema, que era mayúsculo. Ya no solo era que ella veía que nuestra relación estaba estancada, no, ella había visto a otra persona, mayor que yo, que vivía solo, separado y con otro tren de vida. Si yo era un chico de 18 años con trabajo y coche (un mercedes), él era un viejoven con trabajo, casa y un mazda descapotable recién comprado.

Empezamos a llorar, toda la mañana. Los dos. Llantos. Teníamos tal confianza que me armé de valor y le pregunté a ver si me dejaba leer sus conversaciones con el susodicho desde el principio, y ella accedió (solíamos hacer este tipo de cosas en ambos sentidos, de hecho compartíamos nuestra ubicación en google maps). Sé que ésto no le parecerá sano a mucha gente, pero nosotros teníamos esa relación. Muchas veces bromeábamos con “a ver quién te está escribiendo”, “seguro que te habla alguna chica”, etc. Cuando quieres a una persona, te da igual poner la huella dactilar en tu móvil para que ella lo desbloquee. Volviendo al tema, según empecé a leer, se le veía a leguas sus intenciones: había intentado acompañar a otras alumnas a sus casas sin éxito, le decía a mi pareja que hiciera cosas a escondidas, que me dejara, que él no me respetaba porque no era mi amigo ni me conocía, etc. Todo fue in crescendo. Que si le caía muy bien, que si era muy maja, que si el coche que llevas es de tu novio, que si ese coche era de renting (no, comprado por mi, con mi sudor y mi sueldo), que si era guapa, que si menudos ojos, que si vaya mirada… Incluso llegó a narrarle cómo le besaría. Blanco y en botella. Él sentía algo muy fuerte por ella, o por lo menos eso decía. Ella lo vería venir, pero en ese momento, dadas sus circunstancias, le llamó la atención lo “prohibido”. Se cansaría de lo que tenía hasta ahora. Me comentó que ella no quería hacer daño a nadie. ¿Perdona? Si tu eres mi pareja, al que no tienes que hacer daño principalmente es a mi. Se lo comenté, que si tenía que hacerle daño a la otra persona pues lo tenía que hacer. Pero en su cabeza, creo que lo que estaba intentando decirme era “no te quiero hacer daño, pero quiero ver que siento con él”. Y bueno, esa frase al final salió por su boca.

Esa misma mañana mantuvimos la que sería nuestra última relación sexual. Me sabía a despedida. Y se lo dije. Comimos y nos fuimos del pueblo a nuestra localidad. Es cuando le dejé en casa y empezamos a vivir separados, cada uno en su casa. Eso fue un sábado y yo quedé con unos amigos para contarles la historia. Ella quedó con otros amigos.

Hasta el momento, la historia completa sólo la sabía yo, sus amigos no. Fue entonces cuando se lo comentó a sus amigas más íntimas. Al principio le recomendaban que se tomara un tiempo, que se fuera a algún sitio de Inglaterra a pensar en su vida, cuidado niños, aprender inglés, etc. Pero en cuanto entendieron el trasfondo de la historia, sus recomendaciones variaron: no te dejes engañar por esa persona, está tratando de confundirte, te está manipulando, no puedes echar al traste tu relación… Pero ella ya tenía una decisión tomada, a mi parecer, en su subconsciente.

Esa semana no tuve más remedio que decir lo que pasaba en casa, nada más volver del pueblo, vieron que algo no iba bien. Pero no lo conté todo, conté que la relación estaba estancada y que ella necesitaba tiempo para pensar… Mi madre, que es mujer y no es tonta, sabía que había algo más, pero yo se lo negaba. Ella sabía que había terceras personas. Durante esa semana yo traté de hacer vida normal. Iba al trabajo, hablaba con ella dentro de una normalidad poco usual, y hasta quedaba con ella a las tardes, cuando volvía del curso. Pero me daba la sensación de que ella lo hacía por condescendencia. A lo largo de esa semana, que le servía a ella para recapacitar y para mi para darme cuenta de “mis errores” y de lo que quería, me volví automáticamente más cariñoso. No me costó mucho tiempo darme cuenta de que yo la quería a ella con locura, que quería estar con ella, pero que si necesitaba tiempo se lo iba a dar, pero no a cualquier precio y tampoco se lo daría para que ella estuviera con otra persona.

Esa semana fue la siguiente a la del puente. Desgraciadamente, uno de esos días me comentó que ese viernes iba a quedar con él. Yo no me lo podía creer, después de todas las charlas que le habrían dado en casa, nuestros amigos y todo… Le dije que por favor no quedara con él, me iba a hacer mucho daño… Pero ella insistió y lo iba a hacer. No puedes hacer nada ante una persona y su predisposición de hacer algo. Me dijo que le había comprado un regalo, una caja de experiencias, de las de viajar un fin de semana, “eh, pero en camas separadas”. Lo iba a rechazar. Supongo que no lo rechazaría al final.

Total, que pasaron los días. Ese jueves le fui a buscar al curso, nos quedamos tomando algo por la ciudad y volvimos tarde a casa. Creo que yo lo que quería era actuar como si no pasara nada, dando lo mejor de mi, pero poniéndome una venda sobre la situación real. Su actitud había cambiado, lo creía así. Sabía que el día siguiente iba a ser decisivo, pero no podía hacer gran cosa. Pensé en que debía elegir mi última bala: encargué un ramo de flores con 11 rosas, se lo iban a llevar a casa al día siguiente.

Y llegó el viernes. No quería, pero tenía que llegar. A la mañana pronto le llegó el ramo de flores, adjunto captura:
Imagen
Aparentemente surtió efecto, le gustó. Llegó la tarde. Tenía clase. ¿Qué pasó? Que el profesor que le impartía la clase de esa tarde estaba de baja. Qué casualidad. Yo, ya atacado de los nervios, sabía lo que iba a pasar. Fui al gimnasio a hacer mis ejercicios. Pero a medida que avanzaba el tiempo, me fui viendo impotente, desganado, no podía hacer nada. Me fui a la cinta y acabé. Había quedado con unos amigos para tomar algo en otra ciudad. Tras acabar, pillé el tren y a despejarme un poco. Hablando del tema todo el rato, lo necesitaba. Resulta que les comenté lo de la ubicación, que la había estado mirando toda la tarde. Sé que no lo tenía que haber hecho, que me estaba haciendo daño, pero es algo que todos habríamos hecho, me confirmaron. Pudimos ver que estaban en otra ciudad, no en la que ella hacía el curso. Pasearían, tomarían algo, hablarían, cenaron, y por un momento pensamos que se iban a quedar a dormir. Pero no. Y justo cuando vimos que volvían, me tranquilizaron y me sugirieron que me fuera para casa, a lo que yo asentí.

Al llegar a mi localidad seguí mirando la ubicación. Vi que estaban cerca de su casa. Pero no salían del coche. Lo reconozco, me hizo mucho daño esa situación y yo me la busqué, en cierta medida. Espié. Cuando me cansé, me senté en un banco y empecé a whatsappearla, a llamarla, pero no contestaba. Hasta que al final, me desactivaron la ubicación. Me cogió el teléfono, le dije que estaba haciendo mal, que me estaba haciendo mucho daño. Salió del coche, el pavo se fue. Cuando vino a mi, estaba cabreado. Le mostré mi enfado, estaba decepcionado. Le pedí explicaciones. Le pregunté a ver qué tal se había sentido y me dijo que muy bien. Quizás no debí hacerlo, pero le pregunté a ver si había habido algo, beso, y me lo afirmó tras un largo silencio. Entonces, el mundo se me cayó a los pies. Me desmoroné. Empecé a caminar sin rumbo, vagando por su barrio. “Esto no me puede estar pasando a mi…”, “qué he hecho yo para merecer esto...” decía. Puede resultar humillante reconocer lo que hice, pero necesito escribirlo, necesito expulsarlo de mi cuerpo. Ella me perseguía, intentaba sujetarme, pero yo no quería, me desataba de ella. Empecé a pegar patadas a las paredes, a las papeleras. Fue el único momento en el que saqué mi rabia. Tuvo que bajar su madre para tranquilizarme, pero no lo hizo. “¿Le vas a dar importancia a un simple beso?”; menuda pregunta. Me clavaron un puñal en el corazón y todavía lo tengo. Al de poco tiempo, decidí irme a casa. Ellas me persiguieron hasta ver que llegué a casa y que no me había pasado nada.

Me metí en la cama, pero no podía dormir. Fue entonces, tras un tiempo, que mi hermano se levantó y me vió mal. Le tuve que contar la verdad, lo que estaba sucediendo. Nos fundimos en un abrazo los dos, llorando, no se lo podía creer. Él también había confiado en ella. La aceptaba tal y como era. Pero esa traición también le dolió, y mucho.

Al día siguiente, me levanté y sentí la necesidad de ir a su casa a por la ropa y los objetos que tenía. Tenía que hacerle ver que me iba de su vida. Le dije a mi hermano que me acompañara, que por favor guardara la calma y que no dijera nada. Bien, fuimos a su casa y al entrar le dije que venía a por mis cosas. Ella se lo tomó fatal. Empezó a fregar unos tuppers que estaban usados. Nos nos miraba a la cara. No nos hablaba. Mi hermano, con muchas ganas de decir algo, le soltó “te parecerá bonito lo que has hecho, no X?” y un “¿No se te cae la cara de vergüenza?”. Después, fuimos a recoger mi ropa que tenía en su habitación: pantalones, nikis, camisas, calcetines, calzoncillos… Ella empezó a tirar mi ropa interior encima de la cama y, como yo estaba de espaldas no pude verlo, pero mi hermano ya le dijo que estuviera más tranquila. Una vez recogido eso, nos fuimos a la cocina a hablar con su madre. Entonces fue cuando ella empezó a llorar. Yo, gilipollas de mi (y muchos diréis que beta), fui a consolar a lo que hoy en día es mi amor, desgraciadamente. Sé que no lo tuve que haber hecho, pero lo hice. Y le dije que mis intenciones no eran hacerle daño, sino hacerle ver que yo me iba de su casa. Sin embargo, ella se lo tomó como un un ataque, ya que fui con mi hermano (obvio no ir solo, necesitaba un apoyo). Me dijo que últimamente se había sentido como una auténtica mierda, y seguramente se sentiría peor, casi como una fulana… Pero en realidad es como yo quería que se sintiera. Le volví a decir que lo que me estaba haciendo que no tenía perdón, me había generado mucho daño. Volví a insistir que el objetivo del susodicho era engañarla, confundirle, manipularla, para poder follar. Pero claro, ella tenía una cosa en mente. Y por mucho que le dijera, era imposible quitarle el lavado de cerebro al que se había sometido ella solita. Mientras hablaba con ella, mi hermano se marchó a dar una vuelta. Cuando ya volvió, nos disponíamos a marchar. Ella, llorando me dio un abrazo. Crucé la puerta y quiso darme otro, pero yo me negué. Si quería estar conmigo ya sabía lo que tenía que hacer.

A partir de ese momento, ella dejó de hablarme. Yo no podía estar así, porque necesitaba unas explicaciones más concisas, para quedarme en paz conmigo mismo. Borré su número de mi agenda, junto a los números de su padre y madre. Le seguí escribiendo, pero no contestaba. Escribía a su madre por WhatsApp, que era la única que me respondía Me confesó que me querían, que lo estaban pasando muy mal, que estaban tristes, que le diera tiempo. Pero yo sabía, o intuía, que la cosa no tenía solución. Entre madre e hija no había comunicación y la hija hacía y deshacía a su antojo. Lógico, es una persona mayor con su libertad, pero me hería continuamente. Su indiferencia me mataba, lentamente.

Hasta que pensé en que tenía que hacer algo para empezar a salir del pozo. Sentía angustia, tristeza, aunque si bien otras veces miraba al futuro con optimismo. Pero esos pensamientos positivos se nublaban al florecer recuerdos, recuerdos recientes y no tan recientes, de momentos vividos juntos. Mi cabeza no pensaba otra cosa que cuál había sido la razón por la cual estaba haciendo todo ésto. ¿A caso no me había querido?, ¿se había convencido de que ya no me quería?, ¿o que ya no quería seguir queriéndome? Sea como fuere, fue ella la que se dejó convencer por el maldito profesor. Un auténtico aguililla, metemierda y sin alma. En el trabajo, mis jefes ya conocían mi situación y me dieron total apoyo, que contara con ellos para lo que fuera. Me dieron los dos últimos días de la semana libres. Entonces acudí al médico de cabecera para contarle la situación y ver si podía tomar algo para tranquilizarme. Lorazepam. También decidí acudir a un centro Psicológico. Necesitaba entender mejor la situación, conocerme un poco mejor a mi mismo y que me ayudaran. Fue un jueves cuando acudí a la primera cita con la psicóloga. Ese día lo tenía libre, pero acudí a la ciudad con mi hermano y mi madre. En el trayecto, viajando en el tren, ella empezó a hablarme… Ojalá no lo hubiera hecho. No daba la cara, y esta vez no iba a ser menos. Decidió escribirme una carta a mano, una carta de sentimientos (¡joder!) donde me daba las gracias por los años que habíamos estado juntos, pero que ella sentía que nuestras vidas tenían que tomar caminos separados… Ella quería seguir siendo mi amiga, ofrecía su hombro para que yo llorase cuando tuviera problemas. ¿Qué clase de persona actúa así? ¡No puedes dejar esta situación por whatsapp! Ni mucho menos decirme las cosas que me dijo así, de esa manera tan fría. Si veo que la gente lo demanda, colgaré la carta con fragmentos borrados, para salvaguardar ciertos datos o detalles. No pude llegar a leer la carta completamente, me desmoroné en el tren. No podía ser, otra vez otro golpe. Duro. La que era el amor de mi vida tenía que empezar a dejarlo de ser. La consulta de la psicóloga fue bien y me ayudó a mantener la serenidad en lo que restaba de día.

El lorazepam, lo tomé un par de veces. La primera vez fue una noche, una pastilla, y al día siguiente estaba zombie, parecía un borracho. No pude ir a trabajar. Les propuse que durante un tiempo pudiera trabajar desde casa un rato por las tardes, de tal manera que pudiera ir a comer a casa. Aceptaron, porque saben que soy una persona que lo da todo en el trabajo. Esa semana yo insistí a mi ex pareja que teníamos que hablar. Al final pudimos quedar, gracias a que se lo comenté a su madre. Tenía que darle unos gorros y unas gafas de sol que estaban en mi coche.

Quedamos , el lunes 19 de noviembre. Necesitaba hacerlo. Ella estaba fría. Nos sentamos y hablamos. Ella me veía como un amigo, no me veía como nada más. Yo, tonto de mí, todavía intenté convencerla. Pero como bien me dijo cuando envió la carta, ella no iba a cambiar de opinión. Se lo expuse todo, otra vez, que se había portado mal, que me había hecho mucho daño y que haber si no recordaba ningún momento de los que habíamos vivido juntos. Claro que sí, pero como amigos. No sentía nada más. Le reproché que ella, en los momentos difíciles había huido. En estos momentos de dudas, lo suyo era haberlo hablado, exponer el problema e intentar solucionarlo como personas adultas que somos. Dijo que error suyo no haberme comentado nada directamente a mi. Claro, con eso me quedo más tranquilo. Entonces, le pregunté a ver si ya había dormido con él, y claro que sí. ¿Y el sexo, mejor? Terrible respuesta, sí. No me puedo creer que pueda llegar a escribir estas líneas que tan devastadoras están siendo para mi alma. Me derrumbé y le pedí el último abrazo. Ella insistía en que quería ser mi amiga, pero yo reiteré de que eso no podía ser ahora, ni nunca. Con las mismas me levanté de la mesa y me marché.

Ahora, estoy mucho mejor. Eso no quiere decir que no tenga momentos malos, que los tengo. Llevaba unas pocas semanas sin llorar, pero debido a estas fechas, he vuelto a llorar casi a diario. Yo no quiero volver con ella, no me conviene y no es la persona que yo quiero tener a mi lado. Descubrí el libro Mi novia, manual de instrucciones (http://www.ignaciodarnaude.com/espiritualismo/Mi%20novia.%20Manuel%20de%20instrucciones.pdf) y he de decir que me ha servido bastante en mi recuperación. Además, me he dado cuenta de que todo lo que hice desde el momento en el que me enteré de todo, lo hice mal.

Tengo ganas de que termine este 2018 y empiece el 2019, donde tengo depositadas muchas esperanzas a proyectos personales, tales como crecer profesionalmente en mi trabajo o emanciparme, cosa que haré en la primera mitad del año.

Muchas gracias por escucharme.

PD: si consideráis que es muy largo, mañana lo puedo resumir.
rsshff
Usuario dejado
 
Mensajes: 24
Registrado: Mar Dic 25, 2018 12:48 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor Guero28 » Mié Dic 26, 2018 6:26 am

Amigo comprendo lo que vives, leí completamente tu historia y sabes? No te sientas tan culpable, cuando una mujer quiere creerse así misma algo, lo hace con todas sus fuerzas, por más que le expliques que solo quiere llevársela a la cama, por más que le enseñes y hasta le digas como pensamos los hombres, ella insistira en que es un amigo o que no pasará nada o simplemente te calmara con palabras vacías, pase exactamente con lo mismo con un "amigo" de mi novia, ante mis ojos era claro lo que el buscaba, pero ella seguía sin ponerle freno, hasta el día de hoy donde ya no se nada de ella no se si algo habrá pasado, solo se que mis consejos de poco sirvieron, no te sorprende ver como la mujer que te cuidaba y te decía cosas hermosas día tras día, de la nada se convirtió en un ser frío egoísta y que no piensa en cuanto daño te puede hacer con lo que hace?, al final te sientes como un juguete usado y manipulado, tu relación fue de 11 años y debe ser un dolor terrible, mi relación fue de 4 y duele un montón.... Amigo, muchos ánimos, yo apenas llevo casi una semana de contacto cero, he empezado a comprender que no me conviene esa persona.

Aún asi te entiendo, todos los recuerdos, todos los momentos, tantas promesas planes, llegar a casa y no verla ahí, imaginarte cada noche su cuerpo en la cama de un extraño haciéndole lo que tu le hacías, extrañar sus gestos su cara, sus palabras y sus momentos juntos, duele demasiado.... Pero tenemos que ser fuertes por nosotros mismos, impecable tu redacción y forma de narrar tu historia, te envidio en ese sentido, me sentí leyendo un libro, un libro que entiendo en carne propia lastimosamente, ánimos y aquí tienes un amigo para conversar si lo necesitas.
Guero28
Usuario dejado
 
Mensajes: 6
Registrado: Jue Dic 20, 2018 1:24 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor marco_portnoy » Mié Dic 26, 2018 2:59 pm

Hola Rsshff

Estoy de pasadita, ya me tomaré el tiempo de leer tú historia. te recomiendo que leas el siguiente libro de Fusaro, Mi ex novia, ahí lo tendrás mucho más claro al asunto...
[Ámate a ti mismo, para que puedas amar a los demás]
Avatar de Usuario
marco_portnoy
Consejero del foro
 
Mensajes: 1118
Registrado: Mié Abr 15, 2015 10:22 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor rsshff » Mié Dic 26, 2018 4:04 pm

Guero28 escribió:Amigo comprendo lo que vives, leí completamente tu historia y sabes? No te sientas tan culpable, cuando una mujer quiere creerse así misma algo, lo hace con todas sus fuerzas, por más que le expliques que solo quiere llevársela a la cama, por más que le enseñes y hasta le digas como pensamos los hombres, ella insistira en que es un amigo o que no pasará nada o simplemente te calmara con palabras vacías, pase exactamente con lo mismo con un "amigo" de mi novia, ante mis ojos era claro lo que el buscaba, pero ella seguía sin ponerle freno, hasta el día de hoy donde ya no se nada de ella no se si algo habrá pasado, solo se que mis consejos de poco sirvieron, no te sorprende ver como la mujer que te cuidaba y te decía cosas hermosas día tras día, de la nada se convirtió en un ser frío egoísta y que no piensa en cuanto daño te puede hacer con lo que hace?, al final te sientes como un juguete usado y manipulado, tu relación fue de 11 años y debe ser un dolor terrible, mi relación fue de 4 y duele un montón.... Amigo, muchos ánimos, yo apenas llevo casi una semana de contacto cero, he empezado a comprender que no me conviene esa persona.

Aún asi te entiendo, todos los recuerdos, todos los momentos, tantas promesas planes, llegar a casa y no verla ahí, imaginarte cada noche su cuerpo en la cama de un extraño haciéndole lo que tu le hacías, extrañar sus gestos su cara, sus palabras y sus momentos juntos, duele demasiado.... Pero tenemos que ser fuertes por nosotros mismos, impecable tu redacción y forma de narrar tu historia, te envidio en ese sentido, me sentí leyendo un libro, un libro que entiendo en carne propia lastimosamente, ánimos y aquí tienes un amigo para conversar si lo necesitas.


Exactamente es como si mi ex pareja pasara a ser una auténtica desconocida en cuestión de días o un par de semanas. En realidad, ella se quitó la careta y mostró su verdadero yo, que lo llevó oculto por tanto tiempo. Al principio me echó la culpa de todo, pero poco a poco te vas dando cuenta de que su único objetivo era autoexculparse y convencerse para hacer lo que ella quería. Intenté alguna cosa que otra, pero en vano; de hecho, hice lo que no debía hacer.

A día de hoy, y desde hace ya unas semanas, no está en mis pensamientos volver con esa persona. El hecho de imaginarme que se haya acostado con otro hombre me repele. Además, la tenía idealizada. Eso no quita que días como hoy tenga sueños. Sueños extraños, donde estamos los dos juntos hablando, pero esas palabras eran relacionadas con la situación, que a ver por qué había hecho lo que hizo, y cosas del estilo.

Gracias por el apoyo.
rsshff
Usuario dejado
 
Mensajes: 24
Registrado: Mar Dic 25, 2018 12:48 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor rsshff » Mié Dic 26, 2018 4:05 pm

marco_portnoy escribió:Hola Rsshff

Estoy de pasadita, ya me tomaré el tiempo de leer tú historia. te recomiendo que leas el siguiente libro de Fusaro, Mi ex novia, ahí lo tendrás mucho más claro al asunto...


Gracias! Sí, ese libro ya me lo he leído muchas veces, y lo pienso seguir leyendo hasta que se me quede grabado.

Un abrazo.
rsshff
Usuario dejado
 
Mensajes: 24
Registrado: Mar Dic 25, 2018 12:48 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor Guero28 » Mié Dic 26, 2018 7:26 pm

rsshff escribió:Exactamente es como si mi ex pareja pasara a ser una auténtica desconocida en cuestión de días o un par de semanas. En realidad, ella se quitó la careta y mostró su verdadero yo, que lo llevó oculto por tanto tiempo. Al principio me echó la culpa de todo, pero poco a poco te vas dando cuenta de que su único objetivo era autoexculparse y convencerse para hacer lo que ella quería. Intenté alguna cosa que otra, pero en vano; de hecho, hice lo que no debía hacer.

A día de hoy, y desde hace ya unas semanas, no está en mis pensamientos volver con esa persona. El hecho de imaginarme que se haya acostado con otro hombre me repele. Además, la tenía idealizada. Eso no quita que días como hoy tenga sueños. Sueños extraños, donde estamos los dos juntos hablando, pero esas palabras eran relacionadas con la situación, que a ver por qué había hecho lo que hizo, y cosas del estilo.

Gracias por el apoyo.



Es muy cierto.... Uno comete fallos en la relacion también, pero almenos los asume e intenta repararlos, en mi caso aún no se si se acostó con otro ya.... Pero de solo pensarlo me da algo tan horrible por dentro que no me deja avanzar, aveces pienso lo mismo que tu.... Que solo mostró su verdadero yo, pero cuando fue una buena mujer conmigo fue un gran ser humano y me duele pensar que todo eso halla sido una ilusión, poco a poco estoy abriendo los ojos y pensando que yo no era tan especial como pensaba, hace poco soñé con ella y la soñé tan hermosa y tan bonita como lo fue conmigo en el pasado... Llore mucho aquella mañana, pero mientras siga viendo como hace con sus amigos todas aquellas cosas que. Conmigo dejo de hacer bajo excusas baratas, no pienso volver a pensar en regresar con ella, pero me duele mucho mucho su partida en especial de la persona que algún día fue. No tanto de la que es hoy en día.
Guero28
Usuario dejado
 
Mensajes: 6
Registrado: Jue Dic 20, 2018 1:24 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor Fimosis » Vie Dic 28, 2018 12:47 pm

Estimado rsshff:

Ya has leído el libro de Fusaro, con esa información y el apoyo y contenidos de este foro seguro que tienes las ideas mucho más claras, por lo tanto no voy a volver a insistir en las cosas que has hecho mal. Yo también hice cosas mal, me pidió un tiempo y se lo dí, supercagada. Me dijo que estaba confundida ... una mujer nunca se confunde, sabe perfectamente lo que hace, etc .

No te tortures por el pasado, tienes que perdonarte y aprender. Eres joven, con coche, con trabajo, con una familia que te apoya, tienes toda la vida por delante chaval !! y te queda lo mejor, vales mucho y tienes un corazón de hierro, cada vez más fuerte. Estás pasando por la forja del abandono, es decir, aguantar los martillazos de tu ex.
Tu ex, llega a los 30, empieza a pensar que quiere quedar preñada, le entra la crisis existencial o sabe Dios, no sabe que quiere pero lo quiere ahora ... y se pira con un viejo, profesor de cursos con predisposición a las jovencitas, WTF !

Yo no se, pero creo que a la larga tú ganas, has hecho buen negocio, aunque al principio duela y mucho. Imagina que te lo hace con hijos.

Espero no ser como Sandro Rey, pero tu ex con el viejo no va a durar, lo cual significa que va a volver a ver si te tiene por los huevos, a lo cual deberás estar preparado para que no vuelva a jugar contigo. Recuerda, alguien que te quiere no te deja.

Te tanteará y cuando te vea con chicas o pareja, se volverá loca. Seguirás con tu vida, cada vez mejorará, eventualmente encontrarás una mujer que de verdad merece la pena y serás feliz.

Lo de ser amigos ni por asomo, es para tenerte ahí en el banquillo por si falla con el asaltacunas. Las cartitas y sms y mierdas que te manda son para joderte y que no te recuperes, mientras estás jodido no puedes conocer otras chicas ni mejorar tu vida. Tú pasándolo mal y ella riendo mientras folla con el profesor Cojonciano, ¿Vas a permitirlo ? Pues no, que le den por el orto. Contigo no va a jugar más en ningún sentido.

Te pido perdón si he sido brusco, sé que son 11 años, pero tienes coj***** para superarlo, lo intuyo por como hablaste con ella en el coche.

Un Abrazo enorme y suerte !!!
Fimosis
Usuario dejado
 
Mensajes: 6
Registrado: Jue Jun 21, 2018 5:57 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor marco_portnoy » Vie Dic 28, 2018 6:27 pm

A día de hoy, y desde hace ya unas semanas, no está en mis pensamientos volver con esa persona. El hecho de imaginarme que se haya acostado con otro hombre me repele. Además, la tenía idealizada. Eso no quita que días como hoy tenga sueños. Sueños extraños, donde estamos los dos juntos hablando, pero esas palabras eran relacionadas con la situación, que a ver por qué había hecho lo que hizo, y cosas del estilo.


A mi opinión personal, cuando me enteré que mi ex, se acostaba con otros estando conmigo, sentí un dolor muy inmenso, en aquella época no conocía ni siquiera a Fusaro y tampoco al foro. Una de las razones que me quedé aquí fue porque quería ayudar mucho a los demás, a pesar que actualmente no estoy con pareja, creo que he sanado de la manera correcta. El hecho es que el dolor del ego masculino nos hace ver de esa manera, que es algo imperdonable, quizás hasta suena un poco machista. Yo tuve una relación de 7 años y créeme que se supera, todo en la vida se supera. Como dijo el compañero arriba, ten mucho cuidado con los tanteos, no vayas a creer eso de que la ex viene arrepentida de la noche a la mañana, lo más probable es que le haya salido mal su jugada. Así que no permitas que esos pensamientos tóxicos te manipulen y peor aún te hagan retroceder en tu recuperación
[Ámate a ti mismo, para que puedas amar a los demás]
Avatar de Usuario
marco_portnoy
Consejero del foro
 
Mensajes: 1118
Registrado: Mié Abr 15, 2015 10:22 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor rsshff » Sab Dic 29, 2018 2:32 pm

Fimosis escribió:Estimado rsshff:

Ya has leído el libro de Fusaro, con esa información y el apoyo y contenidos de este foro seguro que tienes las ideas mucho más claras, por lo tanto no voy a volver a insistir en las cosas que has hecho mal. Yo también hice cosas mal, me pidió un tiempo y se lo dí, supercagada. Me dijo que estaba confundida ... una mujer nunca se confunde, sabe perfectamente lo que hace, etc .

No te tortures por el pasado, tienes que perdonarte y aprender. Eres joven, con coche, con trabajo, con una familia que te apoya, tienes toda la vida por delante chaval !! y te queda lo mejor, vales mucho y tienes un corazón de hierro, cada vez más fuerte. Estás pasando por la forja del abandono, es decir, aguantar los martillazos de tu ex.
Tu ex, llega a los 30, empieza a pensar que quiere quedar preñada, le entra la crisis existencial o sabe Dios, no sabe que quiere pero lo quiere ahora ... y se pira con un viejo, profesor de cursos con predisposición a las jovencitas, WTF !

Yo no se, pero creo que a la larga tú ganas, has hecho buen negocio, aunque al principio duela y mucho. Imagina que te lo hace con hijos.

Espero no ser como Sandro Rey, pero tu ex con el viejo no va a durar, lo cual significa que va a volver a ver si te tiene por los huevos, a lo cual deberás estar preparado para que no vuelva a jugar contigo. Recuerda, alguien que te quiere no te deja.

Te tanteará y cuando te vea con chicas o pareja, se volverá loca. Seguirás con tu vida, cada vez mejorará, eventualmente encontrarás una mujer que de verdad merece la pena y serás feliz.

Lo de ser amigos ni por asomo, es para tenerte ahí en el banquillo por si falla con el asaltacunas. Las cartitas y sms y mierdas que te manda son para joderte y que no te recuperes, mientras estás jodido no puedes conocer otras chicas ni mejorar tu vida. Tú pasándolo mal y ella riendo mientras folla con el profesor Cojonciano, ¿Vas a permitirlo ? Pues no, que le den por el orto. Contigo no va a jugar más en ningún sentido.

Te pido perdón si he sido brusco, sé que son 11 años, pero tienes coj***** para superarlo, lo intuyo por como hablaste con ella en el coche.

Un Abrazo enorme y suerte !!!


Gracias por tu comentario @Fimosis.

El libro de Fusaro lo tuve que haber leído muchos años atrás... Hubo una época que me dedicaba a leer hilos de rupturas en Forocoches, ya fueran con liana o sin ella. Al final piensas que a ti no te va a pasar, porque tu novia te es fiel... Hasta que deja de serlo. Y da igual que lleves 2 años o que lleves 10, en cualquier momento se puede confundir. Estoy muy concienciado de lo que he hecho mal, cada paso que he dado sé si ha sido positivo o no.

Dicho ésto, decir que creo que no he comentado un pensamiento que llevaba conmigo desde casi el principio de la relación con mi ex. Tenía un presentimiento muy fuerte de que lo que me ha pasado ahora podría haber pasado en cualquier momento. Al principio conoces a la persona como es, tal cual. Y nosotros tuvimos muchas broncas por eso, no me gustaba nada lo que hacía, no me gustaba cómo actuaba... Sé que tuve que haber cortado eso hace mucho tiempo, pero dejas pasar el tiempo, sigues con esa persona y como ella va poquito a poquito comportándose, la aceptas tal y como es... Pero el pensamiento está siempre ahí. Ha habido momentos en los que no he pensado para nada en ello, a veces venía, estaba unos meses conmigo, luego se iba otros tantos... ¿Cómo he descubierto ésto? Porque inconscientemente hacía cosas que han resultado indicarlo: muchas veces entraba a salas de chat para hablar con chicas, y la última yo creo que fue el hecho de apuntarme al gimnasio, ya no solo por cuestión de salud, sino como un modo de mejorar mi aspecto físico. Era como si mi interior supiera que podía pasar y trataba de prepararme para lo peor, poniendo unas medidas de contingencia. Y vaya que si ha resultado, porque ese físico que tengo ahora es la gotita de autoestima que si me faltara, sería todo muchísimo peor.

Volviendo a lo anterior, ella en ningún momento me ha sido clara. Ella no me pidió tiempo, ella no me dijo directamente que había una tercera persona... Ellas nunca dicen nada, se lo callan. Yo fui quien le propuse el tiempo, estúpido de mi. Lo que tenía que haber hecho fue mandarle a trotar al campo, tal y como dice Fusaro. Exactamente ella sabía lo que quería hacer.

Ahora, mi situación no es tan mala: tengo familia, amigos (más de los que me imaginaba), trabajo, dinero, coche, casa para emanciparme... Lo que estoy sufriendo es el abandono de alguien quien creías que era tu media naranja, cierto. De ésto me voy a recuperar y voy a salir muy fortalecido.

Mi ex llega a los 30 y lo que realmente ha sentido es cómo si hubiera malgastado su juventud conmigo. Ha preferido probar otras cosas, al menos al tipo ese. No creo que ella quiera quedarse preñada por nadie, pero vete a saber!!

Y sí, no es que haya hecho un buen negocio a la larga, es que he hecho un buenísimo negocio a medio plazo. Ahora ella estará tan contenta, pero veremos de aquí al verano. Me he comprometido conmigo mismo, a recuperarme, dedicarme tiempo a mi persona. Para ello, voy a centrarme en mi trabajo, familia, amigos, el gimnasio (me lo voy a tomar más en serio para mejorar más aún, está decidido) e irme a vivir solo. Lo mejor de todo es que no lo estoy haciendo pensando en ella, ya solo quedan recuerdos.

Me da igual ella, lo que se refiere a su futuro y a su bienestar. No sé si durará con ese, si está con él o no, me la pela. ¿Tratará de contactar conmigo? No lo sé, y al principio me hice la promesa de no pensar en eso. Su madre ya me ha contactado hará una semana y algún día. Al "K tal estas?" le respondí con un "Bien :bien:", seguido de un bloqueo en el WhatsApp también para ella. El bloqueo es por mi, no quiero que tengan noticias de mi por ninguna vía. No creo que me tantée, y si lo hace me dará igual, ya esté con otra persona o no. Eso sí, no te voy a negar que me gustaría encontrar una persona con la que compartir la vida... Llámame loco, soy así...

¿Amigo de ella? No, afortunadamente, desde un principio le dije que no, que jamás. Y lo sigo pensando. Por muy bien que esté en un futuro, jamás querré tenerla a mi lado. No soy ninguna piltrafa.

No has sido nada brusco, para nada nada!!!

Más tíos como nosotros debería haber.

Te doy otro abrazo para ti. Intentaré escribiros por aquí con novedades.

Un beso enorme para esta comunidad.
rsshff
Usuario dejado
 
Mensajes: 24
Registrado: Mar Dic 25, 2018 12:48 pm

Re: Ruptura tras 11 años

Notapor rsshff » Sab Dic 29, 2018 2:37 pm

marco_portnoy escribió:A día de hoy, y desde hace ya unas semanas, no está en mis pensamientos volver con esa persona. El hecho de imaginarme que se haya acostado con otro hombre me repele. Además, la tenía idealizada. Eso no quita que días como hoy tenga sueños. Sueños extraños, donde estamos los dos juntos hablando, pero esas palabras eran relacionadas con la situación, que a ver por qué había hecho lo que hizo, y cosas del estilo.

A mi opinión personal, cuando me enteré que mi ex, se acostaba con otros estando conmigo, sentí un dolor muy inmenso, en aquella época no conocía ni siquiera a Fusaro y tampoco al foro. Una de las razones que me quedé aquí fue porque quería ayudar mucho a los demás, a pesar que actualmente no estoy con pareja, creo que he sanado de la manera correcta. El hecho es que el dolor del ego masculino nos hace ver de esa manera, que es algo imperdonable, quizás hasta suena un poco machista. Yo tuve una relación de 7 años y créeme que se supera, todo en la vida se supera. Como dijo el compañero arriba, ten mucho cuidado con los tanteos, no vayas a creer eso de que la ex viene arrepentida de la noche a la mañana, lo más probable es que le haya salido mal su jugada. Así que no permitas que esos pensamientos tóxicos te manipulen y peor aún te hagan retroceder en tu recuperación


Gracias por tu comentario @marco_portnoy. Siento mucho lo que te pasó, y yo estoy aquí por lo mismo, quiero ayudar a la gente. Exactamente me sentí igual, con un dolor inaguantable. Y para nad es machista ese sentimiento, creo que es sano sentirlo y nos ayuda a recuperarnos más rápidamente.

Lo de los tanteos, si bien al principio estaba deseando que sucedieran, ahora mismo no está en mi mente que quiera que ocurran. De hecho, todo lo que estoy haciendo es para curarme y saber responder adecuadamente a esa remota posibilidad de que contacte directamente conmigo. Jamás podría volver con ella, ese daño estaría ahí para siempre y tampoco la podría creer jamás. Por si fuera poco, mi padre y mi madre no me lo perdonarían jamás. Contacto 0 + tiempo = recuperación total.

Un abrazo!!!!!
rsshff
Usuario dejado
 
Mensajes: 24
Registrado: Mar Dic 25, 2018 12:48 pm

Siguiente

Volver a ZONA EX NOVIOS

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron